Mando a distancia Bluetooth Mesh
  • Mando a distancia Bluetooth Mesh
  • Mando a distancia Bluetooth Mesh

Mando a distancia conectado - Bluetooth mesh

9,90 € 6,90 €

Incluyendo 0,19 € para la ecotasa (no está incluido en el descuento)

Adapte el brillo y el color de sus bombillas según sus necesidades

  • RCUM
 Casi agotado
  • RCUM
 Casi agotado

Mando a distancia para el control de las bombillas LED de bajo consumo de color y blancas.

- Función Marcha/Paro
- Ajuste de brillo y color
- Ajuste de blanco cálido y frío
- Posibilidad de crear favoritos
- Posibilidad de crear efectos
- Control de hasta 50 bombillas Bluetooth mesh
- Conectividad/distancia de asociación: Bluetooth Smart (30 m)
- Pila / vida útil: AAA / 2 años
- Garantía: 2 años
- Tecnología inalámbrica: Bluetooth Smart Energy
- Compatibilidad: toda la gama SmartLIGHT Mesh

Garantía 2 años
Uso Interior solamente
Conectividad Bluetooth Smart

Adapte la iluminación a sus necesidades



Desde el sofá, puede ajustar la intensidad luminosa en función de sus necesidades.

Una luminosidad de color blanco cálido e intensidad suave para una sesión de cine, blanco frío y luminosidad intensa para una sesión de deporte o estudio, o tonalidades de rojo y naranja para una atmósfera más romántica.

Para mayor comodidad

El principio de la tecnología Mesh consiste en enviar una señal de una bombilla a otra para ampliar la cobertura de la señal Bluetooth a todas las bombillas de la casa. En unas palabras, si añade una segunda bombilla, la distancia de 50 m se duplicará.

El mando a distancia podrá controlar las bombillas hasta una distancia de unos 30 m. Si utiliza su smartphone, ya no le surgirán más dudas: tanto si las bombillas están en el fondo del jardín como en la tercera planta, podrá controlarlas sin problema. El alcance directo del Bluetooth suele ser de unos 15 metros; con Mesh podrá cubrir a partir de ahora distancias superiores a los 50 metros.

Favoritos

Una vez que haya encontrado el ambiente perfecto, puede pulsar los botones de favoritos para solo tener que hacer clic la próxima vez que quiera utilizarlo.

¿Se imagina una velada romántica con su invitado y tener que estar buscando la intensidad y el color ideal? Le llevará tiempo y no podrá disfrutar plenamente del momento porque el ajuste no es el mismo que el del día anterior. Afortunadamente, se acuerda de que, el día anterior, guardó el ajuste. Y, con un solo clic, el invitado quedará encantado con el ambiente de la velada.